¿Cómo entender las crisis política y social que enfrenta Bolivia?

Octubre de 2019 fue el mes en el que la crisis política y social que enfrentaba Bolivia desde 2016 se ahondó aún más, puesto a que, a diferencia de lo que ocurrió 10 años atrás, Evo Morales Ayma y su partido políticos MAS-IPSP consolidaron su crisis con una indiscutible pérdida del apoyo de un gran porcentaje de la población boliviana.

Para entender esta crisis, necesariamente debemos tocar tres puntos: el primero tiene que ver con los casos de corrupción que involucraron a partidarios y simpatizantes del Movimiento Al Socialismo, el segundo tiene que ver con la ambición de Poder que empezó a reflejarse desde dentro de ese mismo partido, y el tercero y más importante punto tiene que ver con el cambio drástico que reflejó Evo Morales en cuanto a los ideales que lo llevaron a ser presidente del Bolivia.

Veamos a continuación punto por punto bajo una mirada imparcial de los hechos y reflejando tal cual sucedieron las cosas desde que los bolivianos empezaron a comprender que la Democracia y el respeto a las normas que se rigen al país, comenzaron a vulnerarse casi por completo.

Primer punto: Casos de corrupción

Poco a poco, especialmente desde el año 2016, muchos funcionarios y partidarios de lo que fue entonces el gobierno nacional, comenzaron a ser acusados y denunciados por casos de corrupción, muchos de ellos relacionados al nepotismo, enriquecimiento ilícito e inversiones dudosas para la ejecución de proyectos.

Esto, sin duda, comenzó a manchar la imagen no solo del partido oficialista de entonces, sino también del mismo presidente Evo Morales, quien ya llevaba 10 años ejerciendo el cargo más importante de Bolivia.

El caso más famoso de corrupción fue protagonizado por quien fue expareja de Evo Morales, Gabriela Zapata, una mujer a la que se le había encargado el cargo de Gerente de una empresa constituida por ciudadanos chinos y que se hacían cargo de algunos proyectos millonarios en el país. Este caso fue destapado poco antes de desarrollarse el Referéndum Constitucional de 2016, el motivo o razón de este caso de corrupción tuvo que ver con un supuesto hijo que ambos personajes tuvieron y que a raíz de ello, Morales le había otorgado tan importante cargo para hacerse caso de su hijo. Hasta el día de hoy no se sabe nada si existe este niño o no, pero sí la involucrada se encuentre en calidad de detenida.

Segundo punto: Ambición de Poder

Evo Morales empezó a rodearse de gente que, sin duda alguna, demostraba ser gente interesada y oportunista, desde sus ministros, senadores, gobernadores y demás. Esto comenzó a notarse cuando estas personas se aferraron a sus cargos y empezaban a apoyar y justificar actos irregulares protagonizados por ellos o por el mismo gobierno nacional.

Ejemplo de lo mencionado es la represión a indígenas en Chaparina, una justicia a favor del partido oficialista y la norma de permisión de saqueos que terminó por incendiar gran parte de la Chiquitanía y Amazonía bolivianas.

Tercer punto: Evo Morales corrompido

Evo Morales, ahora expresidente de Bolivia, llegó al Poder con un apoyo abrumador e indiscutible, y eso se debe a los impactantes y convincentes discursos que él daba a favor del fortalecimiento económico del Estado boliviano, de las clases sociales vulneradas y de la Madre Tierra.

Este personaje que llegó a tener tanto impacto en la historia de Bolivia, con casi catorce años de gobierno, comenzó a corromperse precisamente a consecuencia de la gente que lo rodeaba y que empezó a meterle ideas a la cabeza, además de presiones que lo llevaron a obrar mal y a olvidar por completo sus ideales.

Bolivia y el mundo fueron testigos de cómo empezó a obrar cosas contrarias a lo que él mantenía en sus discursos y cómo, en beneficio propio, también comenzó a vulnerar las leyes y normas del país para continuar en la presidencia. Ejemplo de ellos fueron el desconocimiento de los resultados del Referéndum Constitucional de 2016, la acaparamiento de todos los Poderes del Estado (incluido el Órgano Electoral), la postulación ilegal a las Elecciones Generales de 2019 y, la gota que derramó el vaso, el fraude destapado por la Organización de Estados Americanos tras una auditoría al conteo digital de los votos que lo consideraban como ganador frente a su principal opositor Carlos Mesa.

Ante todo lo mencionado, los bolivianos comenzaron a manifestarse, principalmente en las ciudades capitales e intermedias de todo el país con un bloqueo general y un paro cívico de 21 días que inició en departamento de Potosí. Líderes cívicos de Santa Cruz, Potosí y Beni, principalmente, protagonizaron la lucha por sacar a Evo Morales del Poder, algo consolidado el 10 de noviembre de 2019.

Actualmente él se encuentra asilado en México, mientras el país se encuentra convulsionado por aquellos sectores que no aceptan su renuncia ni apoyan al gobierno transitorio, cuya tarea fundamental es convocar a unas nuevas elecciones transparentes y con garantías para el respeto de los votos de todos los bolivianos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2020: Campeche | Travel Theme by: D5 Creation | Powered by: WordPress